Categorías

¡Lo más vendido!

¡Nuestra tienda!

Nuestras tiendas

Visite nuestra tienda de detectores de metales Mundodetector.com

  • tesr

  • Banner


LOS PLATOS DE LOS DETECTORES DE METALES:

Tamaño:
 
El tamaño de un plato puede influir en la profundidad de detección y la sensibilidad del detector 
de metales. Generalmente, cuanto mayor sea el plato, más profundo tenderá a detectar pero
con menor sensibilidad para objetivos pequeños. Por otro lado, cuanto menor sea el diámetro
del plato, será más sensible pero con una reducida profundidad de detección. Un plato mayor
genera un campo magnético de mayor tamaño lo que hace que penetre mejor en la tierra
 
Los platos pequeños son más ligeros, fáciles de manejar y funcionan muy bien en terrenos difí-
ciles o de peor acceso. Los platos pequeños también tienen la ventaja de separar mejor los ob-
jetivos en zonas con elevada basura.
 

Formas:
 
Las formas más habituales de los platos en los detectores de metales son los redondos y los 
elípticos. Estos pueden tener diseños sólidos y abiertos (tipo tela de araña). Los platos elípticos
son más maniobrables sin sacrificar cobertura del terreno. Los platos redondos son frecuente-
mente más estables, con mayor rendimiento y alcanzan mayor profundidad. Los platos abiertos
son a prueba de agua, permiten el paso del agua y ayudan a localizar debido a que el terreno
es visible a través de ellos.
 

Configuración:
 
Las diferencias entre configuraciones es la forma en que el cable esta embobinado al interior de 
la carcasa del plato. Los tres tipos más comunes son Concéntrico, Doble D y Mono bobina.
 
 
Plato Concéntrico:
 
Plato concéntrico de detector de metales

Un plato concéntrico tiene un círculo interior y un círculo exterior de cable embobinado.
El patrón de búsqueda tiene forma de cono y puede ser útil para localización exacta de
objetivos. Los platos concéntricos requieren mayor solapamiento del barrido para una
cobertura completa del terreno. Ellos son también más ruidosos en terrenos altamente
mineralizados y, por lo tanto, podrían no ser la mejor opción para la búsqueda de oro.
 

Platos Doble D:

Plato doble D de detectores de metales
 
Un plato doble D tiene dos cables embobinados sobrepuestos en forma de dos D. Los beneficios 
de un plato doble D son estabilidad (especialmente en terrenos altamente mineralizados), buena
profundidad, sensibilidad y un muy completo patrón de búsqueda, requiriendo menos barrido.
 
Los platos doble D (al contrario de los platos Mono bobina) son capaces de discriminar entre obje-
tivos de hierro y no hierro cuando la función Iron Reject esta activa. Ellos también son más esta-
bles cuando son usados en playas con arena salada y húmeda y en ambiente eléctricamente rui-
dosos.
 
Cuando son usados con detectores X-TERRA, los platos doble D actúan más silenciosos que los 
platos concéntricos en terrenos mineralizados y son, por lo tanto, adecuados para la búsqueda
de oro.
 
 
Platos Mono bobina:

Plato Mono bobina de detectores de metales
 
Los platos Mono bobina son una configuración específica de plato para detectores con tecnología 
Pulse Induction. Estos platos tienen un cable embobinado alrededor de la circunferencia del plato,
el cual es usado tanto para transmisión como para recepción. El patrón de la señal del plato Mono
bobina tiene la forma de cono, requiriendo mayor barrido. En suelos extremadamente mineraliza-
dos puede ser más difícil de balancear el terreno, sin embargo, ellos tienen a alcanzar gran pro-
fundidad y son más sensibles que los platos doble D.